Descarga nuestra aplicación móvil a través de:

¡Descarga nuestra aplicación!

¡Encuéntranos en el App Store!

Instagram

Oración al Cristo de los Milagros

¡Oh Jesús Crucificado! Alabada sea la infinita misericordia con que en esta imagen habéis querido renovar los prodigios que durante vuestra vida mortal obrasteis a favor de la pobre humanidad.

A vuestras plantas, ¡Oh Señor! Cuantos desgraciados han obtenido remedios a sus males: los enfermos, salud; los afligidos, consuelo; los pescadores, perdón, el tesoro de vuestra gracia.

También nosotros, oh Jesús, venimos a implorar el poder de vuestra misericordia y a pediros le remedio para nuestros males del cuerpo y del alma.

Por los dolores que sufristeis en vuestra sagrada pasión, representados en esta sagrada imagen, perdonad nuestras culpas, que mucho nos pesa el haberos ofendido. Haced que nuestro corazones un tiempo alejado de Vos por el pecado, os amen ya de veras y, la muerte en vuestro amaso, les asegure el reino celestial.

Y Vos, ¡Oh Madre del Perpetuo Socorro! Vida, dulzura y esperanza nuestra, haced que vuestro Hijo reine en el corazón de todos los que os llamamos Madre, que reine en nuestra patria y en el universo entero y en sus escogidos. Amén.

Consagración al Señor de los Milagros

Señor de los Milagros venimos a rendirte:
el homenaje de nuestra fe, nuestra esperanza y nuestro amor.
Creemos en Ti, Hijo de Dios, Hermano y Salvador nuestro.
Confiamos en tu bondad y poder. Queremos amarte siempre
cumpliendo tus mandamientos Y sirviéndote en nuestros hermanos.
Te damos gracias porque nos amas,
nos atraes con tu imagen, nos acoges en tus brazos,
nos guías con tu palabra y nos brindas tu perdón.
Señor de los Milagros venimos a consagrarte:
nuestras familias: consérvalas en armonía;
nuestras casas: ilumínalas con tu presencia;
nuestras alegrías: santifícalas con tu amor;
nuestras preocupaciones: acógelas en tu bondad;
nuestras dolencias: remédialas con tu misericordia;
nuestro trabajo: fecúndalo con tu bendición.
Señor de los Milagros venimos a suplicarte:
el don de la paz, la fidelidad a tu Iglesia,
la firmeza en la fe y una santa muerte.
Madre del Perpetuo Socorro, Recibe en tu regazo esta plegaria y deposítala en el corazón de tu divino Hijo.
AMÉN